610 328 259 info@salvadorsuarez.es

FfinIN DE AÑO.Es una fiesta que se celebra en todo el mundo, (aunque no  al mismo tiempo) y es que dejar atrás un ciclo yempezar otro nuevo, conlleva ilusiones, alegría, nuevos objetivos y proyectos, es  empezar una nueva etapa, una nueva oportunidad para lograr cosas nuevas y dejar atrás lo que menos nos ha gustado, y continuar con lo que hemos aprendido en el transcurso de doce meses.

 Por ello, esta fecha es apropiada para celebraciones, para hacer rituales y llevar a cabo numerosas tradiciones mágicas, enfocadas a la buena suerte y prosperidad. En este día hasta los más pequeños detalles son importantes.

A continuación te damos algunos consejos, prácticas y rituales para que empieces el 2017, con buen pie.

DURANTE EL 31 DE DICIEMBRESin duda algo recomendable es hacer una limpieza espiritual a la casa, al hogar y también a uno mismo, para despojar las energías residuales que se hayan podido acumular y  cargar la casa y a nosotros con buenas vibraciones.

* La casa. Podemos empezar por quitar aquellas cosas que no usamos, como ropas, zapatos, figuras, etc. o cosas que estén estropeadas o deterioradas, especialmente las de cristal o porcelana. Es importante que limpies bien el hogar, el polvo sobre todo en las esquinas y en los lugares menos asequibles, los pisos, alfombras, etc. Limpiamos la casa como siempre lo hacemos (barrer, pasar la aspiradora, pasar la mopa, etc.) Luego lavaremos los pisos, desde el interior de la casa hacia la puerta de la entrada, con sal y cascarilla (se puede adquirir en mi consulta) Es importante hacer la limpieza con las ventanas abiertas. A continuación, encenderemos un carboncillo con sahumerio de alcanfor, o laurel, o lavanda o de copal, lo pasaremos por todas las habitacionesde la casa, y lo dejamos quemando en la habitación principal de la misma.Acabamos, encendiendounavela blanca, pidiendoprotección y armonía en el hogar y en la familia.

También puedes colocar dulces o flores de colores alegres y ofrecerlas a los ángeles, los guías, etc. para que te brinden protección y alegría.

Coloca limones partidos en 4, en las esquinas de la casa eso retirará las envidias y malas energías. También, puedes colocar algunas monedas bajo las camas, para promover la economía.

Así como, decorar la casa con elementos mágicos, como las espigas de trigo, herraduras, búhos, figuras de jade, pirámides de cuarzo, poner flores frescas, etc. O bien confeccionar un centro para la abundancia, formado por elementos que simbolicen la misma, como son las lentejas, el arroz, las judías, garbanzos, maíz, un pan, rociarle por encima unas cuantas monedas. Y colocarlo en la habitación de la abundancia, que suele ser la cocina, o en la mesa donde se come.

 

** Baño personal. Al acabar con la limpieza de la vivienda, lo ideal es continuar con la nuestra propia. Podemos hacer que este baño sea relajante, así que si queremos podemos habituar el lavabo para ello. Comenzamos por encender un incienso o esencia de lavanda, o de sándalo o de mirra. Si tenemos opción, llenar la bañera de agua, a la que añadimos unas gotas de esencia de mirra y otras de esencia de rosa, pétalos de rosas blancas, un poco de miel. También encenderemos una vela blanca. Nos sumergimos en el agua, y nos relajamos, sentimos la magia de los ingredientes. Pasado unos 15 minutos quitamos el tapón de la bañera y al mismo tiempo que el agua se va, visualizamos que se lleva toda nuestra desgana, apatía, malas vibraciones, etc. Nos secamos con suaves toques y quitamos los pétalos de las rosas sin tocarlos directamente (usando un guante por ejemplo) y los tiramos fuera de casa. Acabamos, pasándonos por todo nuestro cuerpo (cuidado de no quemarse) un incienso de los aromas citados.

Si no tienes la opción de bañera en tu baño, puedes coger un cubo de agua y añadir los ingredientes, te duchas como siempre lo haces y al terminar te echas por encima el cubo de agua con la miel, los pétalos, etc. Te secas igualmente y pasas el incienso por todo tu cuerpo.

Otra opción es darte un baño con cascarilla, que sin duda es muy efectiva para despojar energías negativas.

** También en el transcurso del día podemos hacer otros pequeños rituales, como:

  • Escribir nuestra lista de nuevos deseos o propósitos.
  • Escribir en otro papel, aquellas cosas que queremos que desaparezcan o que acaben.
  • Poner bajo el pie derecho un billete, el del más alto valor que se pueda conseguir y guardarlo todo el año hasta gastarlo el 31 de diciembre siguiente. Para que el dinero no falte.
  • Encender velas de colores para tener paz y armonía en el año venidero. Algunas personas utilizan velas con el color de su signo del zodíaco, pero también se suelen usar los colores clásicos para atraer el amor, la paz, la salud, etc.
  • Regalar algo a alguien, o dar un pequeño donativo (dinero, comida, ropa, juguetes, etc.) a alguien que lo necesite.

EN LA NOCHE DEL 31.

ROPA. La ropa es una costumbre más que habitual en fin de año, tanto la interior como la de vestir. Dice la costumbre que estrenar ropa en la entrada del año nuevo, asegura que tengas ropa nueva todo el año entrante. Es por ello, que nos vestimos con nuestras mejores galas.

A la ropa interior se le presta mayor atención, y aunque por lo general se suele usar de color rojo en este día, también puede usarse de otro color para propiciar otras cosas. Por ejemplo, para el amor apasionado usar ropa interior color roja. Si queremos dinero ha de ser amarilla o color dorado. En cambio si deseamos amor, ha de ser rosa. Y si queremos un año de alegría y tranquilidad  ha de ser blanca o verde. Y una cosa importante, es que  estas prendas íntimas sean regaladas.

Otras costumbres en este día, con respecto a la ropa interior, cuenta que, ponerse un listón rojo amarrado en la cintura bajo de la ropa, atrae el amor en el año que se inicia.

Y si lo que quieres es casarte en el año nuevo, necesitas cambiarte la ropa interior del color que traigas por roja, exactamente cuándo den las doce campanadas.

LA CENA. Antes de cenar, conviene lavarse las manos con vino dulce o meterlas en una fuente con azúcar para luego enjuagarlas con champagne. Asegura la prosperidad económica.

Es importante vestir la mesa con las mejores galas, tu mejor mantel, la mejor vajilla, etc.  Igual de importante es colocar en la mesa algo color dorado, para el dinero. Así mismo, encender una vela dorada y otra roja, para promover la economía. O espolvorear purpurina dorada sobre el mantel. Otro elemento que no puede faltar en la mesa es el vino, ya que es símbolo de abundancia, del buen comer y de la alegría.

La comida, a gusto de cada cual, pero comer una cucharada de lentejas, por lo menos, es muy apropiado para asegurar el alimento durante el año que llega.

Al acabar la cena, y antes de las doce campanadas, podemos continuar, abriendo el papel de los sueños y objetivos que se escribió en el día y leerlo. Esto ayudará a que se hagan realidad.

Seguimos, con la  quema del papel que contiene todas las cosas malas y negativas del año que se va para que no se repitan. La idea es dejar ir en el fuego las frustraciones, la ira, la tristeza y darle la bienvenida al nuevo año con mucho positivismo.

LAS UVAS. Es una tradición española que consiste en comerse 12 uvas, una por cada campanada. La tradición de tomar las doce uvas, también llamadas las uvas de la suerte, el 31 de diciembre a media noche se remonta tan solo a sobre el año 1909.

La implantación de esta costumbre, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos. En la Nochevieja de 1909, los cosecheros, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de aquella temporada inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

Se utilizan uvas frescas, siendo la variedad más consumida la uva del Vinalopó. En otros países, como en Argentina, se comen doce uvas pasas.

Según la tradición, se cree que el que se coma las doce uvas al compás de las campanadas tendrá un año próspero y que hay que pedir un deseo por cada uva que se coma esa noche.

Las lentejas. Son símbolo de abundancia, su forma asemeja monedas pequeñas.  Hay personas que aseguran que para que la magia de las lentejas sea efectiva hay que tomarlas inmediatamente después de brindar con champaña en el momento del cambio de año. La costumbre viene de Italia y allí muchas personas la sustituyen por las uvas.

En España hay quienes añaden una cucharadita de lentejas estofadas al menú de Fin de Año, después de las uvas y el champaña. También se pueden tomar en la mañana de Año Nuevo, inmediatamente después de levantarse, no importa la hora.

Faltando 10 minutos, antes que sean las 12 de la noche, toma un puñado de lentejas y échelas en tus bolsillos y en la cartera y conserva otro poco en la mano derecha.

Las lentejas son muy nutritivas, aportan hierro y es seguro que son buenas para la resaca pero, sobre todo tienen poderes mágicos y garantizan buena suerte para todo el año. Se dice que comerlas los días lunes hace que nunca falte la comida en tu casa.

RITUALES.

Oro en la copa.Una manera de asegurarse la buena suerte que proporciona el brindar con champaña en fin de año es poner algo de oro en la copa, en el momento del brindis. No se debe sacar de la copa hasta haber brindado y felicitado a los presentes.

Si lo que se coloca en la copa es la alianza de matrimonio o de compromiso, lo que se promueve es la duración y estabilidad de la pareja.

Aunque también sirve esta fórmula para asegurarse el amor de una persona, sólo hay que colocar un anillo en su copa en el momento del brindis y dejar que beba, ya no podrá resistirse.

RITUAL CHINO. En China se prepara una pequeña caja a la que se le pega un espejo en el fondo y otro en la tapa que multiplicará el dinero que en esta caja se deposite. Y finalmente para cristalizar algunos deseos hay que anotar dichos deseos en tiras de papel de china en color rosa para los afectos, roja para los asuntos riesgosos, morado para los cambios, amarillo para el dinero y verde para lo relacionado con la familia.

Ritual de afirmación. Para que los rituales tengan éxito debemos poner todo nuestro esfuerzo, pensar en un objetivo claro y dar por hecho que el resultado va a ser el que deseamos, una mentalidad positiva es muy importante en todo lo que emprendamos. El objetivo principal en este ritual es que el año que se inicia 2011 sea mejor que el saliente 2010. Por lo tanto es un ritual de afirmación, con el que queremos potenciar y avanzar hacia algo mejor en todos los sentidos.

Necesitaremos: Cuatro velas (blanca, dorada, plateada y roja) y el altar (soporte donde vamos a colocarlas). El color de las velas es importante porque encierra toda una simbología que hay que conocer.

La vela blanca simboliza la limpieza y la purificación. Con ella eliminamos todo lo negativo que nos rodea y ayudamos a que el Año Nuevo sea un período limpio y esté libre de los malos augurios.

Las velas plateada y dorada nos indica la transición de un metal precioso (la plata) a otro metal precioso (el oro) mucho más valorado. Simboliza el paso hacia algo mejor.

La vela roja la utilizamos para potenciar esa transición.

Este ritual debe comenzarse aproximadamente dos horas antes de que se acabe el año (encendido de las velas) y terminarlo diez minutos después de traspasar la barrera del Año Nuevo (momento en el que se apagan las velas).

Esa noche colocaremos el altar en un lugar adecuado y firme. Lentamente vamos distribuyendo cada vela en su lugar correcto. La vela blanca en el centro de la parte superior del altar, la plateada en el lado izquierdo, la dorada a la derecha y la roja en la parte de abajo. Nos reunimos alrededor del altar con nuestra familia o con nuestros amigos, si es nuestro deseo, o permanecemos en soledad si no nos apetece compañía o no la tenemos. Enciende las velas en el sentido de las agujas del reloj, primero la plateada, luego la blanca, después la dorada y por último la roja.

Tu pensamiento debe estar dirigido hacia el objetivo que quieres conseguir trata de no distraerte en otras reflexiones, deberás expresar verbalmente tus aspiraciones para el Año Nuevo o pronunciar un texto que hayas podido escribir. Luego imagínate que ya lo has conseguido, visualiza sin temor que tus deseos se han cumplido. Tu fuerza mental, ayudada por el fuego, camina hacia un desenlace favorable, lo estás viendo, lo estás sintiendo, lo estás descubriendo y así sucederá. Pasados diez minutos, después de las campanadas, apagamos las velas sin soplar sobre ellas utiliza un apagavelas. Y da las gracias.

RITUAL PARA ALEJAR LA MALA SUERTE.Hay que colocarse de espaldas en el umbral de la puerta principal de nuestra casa y arrojar un vaso de agua que se haya serenado la noche anterior.

RITUAL DE ABUNDANCIA. A las 12 de la noche del 31 de diciembre hay que encender una vela dorada (de la abundancia) junto con siete granos de arroz, siete de lentejas y siete monedas (no importa su valor). Se enciende la vela y se pide por la prosperidad de la familia, la abundancia, el amor, etc.

 

Cuando ya se ha consumido toda la vela, hay que enterrar el arroz y las lentejas; guardar las monedas (no se gastan durante 6 meses); y tirar la cera de la vela.

RITUAL PARA LA FORTUNA. De por si la canela y la miel, son ingredientes mágicos en muchos hechizos y rituales. Para asegurar la buena suerte, la buena salud, el amor y la prosperidad, lleva a cabo los siguientes pasos, necesitarás velas de canela y de miel, esencia o incienso de los mismos aromas y canela en rama. El día 31 de diciembre, pon a hervir 7 ramas de canela en un litro de agua. Deja que reposo una hora, después de hervir. Y luego vaporiza con esa agua todas las habitaciones de la casa. Con el agua restante puedes darte un baño. Enciende luego los inciensos de miel o canela, o bien, las esencias.

Por la noche, antes de la celebración y de las campanadas, prende una vela de canela y otra de miel en las habitaciones más importantes del hogar, dormitorios, cocina, sala de estar, etc. deja que se consuman, deben estar encendidas cuando se den las campanadas. Verás cómo te sonríe la buena suerte en el próximo año.

PARA VIAJAR. Si lo que de verdad le gusta es viajar y no lo tiene fácil, la mejor manera de asegurarse que el año será movido es buscar un momento después de las uvas y antes de que empiece la fiesta, coger maletas, no importa si están vacías, y dar con ellas varias vueltas a la manzana de su casa. Otra fórmula un poco más cómoda pero menos efectiva de asegurarse el placer de viajar en el año nuevo es llevar en el bolsillo un billete de avión o de tren en el momento de las doce campanadas.

RITUAL PARA EL AMOR. Para las mujeres que deseen casarse o encontrar pareja rápido, existe un ritual, para que los futuros pretendientes solo vean nuestros atractivos, y pasen desapercibidos lo negativo de nuestro físico o carácter, que consiste encolgarse al cuello, después de las doce de la noche, ayudado por una cadena ya sea de oro, plata u otro material, una simple flor de margarita. (Se puede anudar con un trozo de hilo de coser) Si al cabo de la noche o de la terminación de la fiesta, la margarita está intacta, o la suma de los pétalos es impar, significa que conseguirás pareja, pero ese amor será un tanto difícil de conquistar, pero al final caerá rendido. Si por el contrario al final de la noche o fiesta la suma de los pétalos es par, con toda seguridad se conseguirá un amor duradero con visos de casamiento pronto, y la persona se enamorará perdidamente de la portadora de la margarita.

 

SABER CÓMO IRÁ EL NUEVO AÑO. A todos nos interesa saber que nos traerá el año que empieza. Una manera fácil de averiguarlo es escribir en tres papelitos, bueno, malo y regular. Se doblan y se colocan debajo de la almohada. En la mañana de Año Nuevo se coge uno de estos papelitos y según lo que salga, así será el año. Con este sistema siempre se corre el riesgo de que el año pueda salir malo por lo que no es muy recomendable. Para asegurarse que salga bueno a pesar de todo, una fórmula es pisar un papel rosa mientras se toman las uvas.

También se puede averiguar cómo será el nuevo año tirando al alto un zapato en la mañana del día de Año Nuevo. Si cae boca arriba significa buena suerte, de costado regular y boca abajo mala suerte.

BAÑO PARA EL DINERO.Si la vas a pasar solo en casa y quieres dinero para el año nuevo. Te recomiendo el baño de oro. Pon en agua cinco flores de nochebuena y cinco rajas de canela, a hervir con agua, en la cual tienes que poner todas las alhajas de oro que tengas y tres monedas: una de plata, oro y cobre. Y con esa agua, ya colada te tienes que dar un baño exactamente a las doce, para tener abundancia económica en el año nuevo.

TRADICIONES Y COSTUMBRES EN OTROS PAÍSES.

  • En Rusia por ejemplo, la cena del día último del año se conforma de lechón relleno de trigo negro o ganso relleno de manzana, además  en la mesa generalmente se encuentran mandarinas que son sumamente apreciadas.
  • A su vez en Polonia se procura consumir con la cena algunas cerezas ya que con esto se contará con buena suerte durante el nuevo año, en esta misma región se tiene la creencia que si un niño nace el día primero de enero cuando crezca se convertirá en hombre lobo, singular creencia.
  • Mientras que en Grecia los habitantes acostumbran esta noche quemar los zapatos viejos para que se alejen y desaparezcan los malos pasos; en el norte de Italia y parte de Suiza los comensales a la cena de fin de año evitan comer pudín de ciruela ya que según las tradiciones locales el hacerlo lleva como consecuencia la pérdida de un amigo. 
  • En Francia la última noche del año si se besa a un desconocido (a) bajo un muérdago, se conseguirá esposo (a) en el siguiente año. 
  • En el Líbano se preparan doce bolitas con masa de trigo introduciéndoseles una pasa y una moneda, para luego regalarlas a 12 amigos y los beneficios regresan a quien las obsequia multiplicados por 12.

Comienzo un nuevo ciclo, disfrutémoslo y aprovechemos todo lo que la vida nos brinda, para crecer, evolucionar y Vivir.

Menú de cierre