610 328 259 info@salvadorsuarez.es

Una Bóveda Espiritual es espiritismo, culto a los antepasados, a los difuntos. En ella se les honra, se les tiene presentes y se les pide ayuda para resolver las necesidades de esta vida e incluso para pedir por otros fallecidos. Representan el cordón espiritual de guías protectores.

Se obtiene mediante preparación de un espiritista que haya sido coronado con su cuadro de guías o en misa espiritual.

¿Qué es una bóveda espiritual?

Depende claro, de la línea de la casa religiosa o de santo de donde venga, pero generalmente por tradición y funcionabilidad, basándonos en el refrán de Ikú lovi osha (el muerto parió al santo) lea IreteKutan, los Oloshas o espiritistas (sobre todos los creyentes del espiritismo o los que sean médium) deben tener en sus casa una Bóveda Espiritual.

Nace en el signo de 9 – 5 (osa oshe). Es un lugar místico, dónde se atienden a las almas tanto las necesidades espirituales, como aquellas que fungen como protecciones individuales del médium. Es como una “Puerta Dimensional” por dónde fluye la energía de los espíritus o también hace función de “Receptáculo o Lugar Mágico de Protección”, porque tiene entre muchas funciones, la de absorber las malas energías que puedan entrar en nuestras vidas.

¿Cuál es su función?

Una Bóveda Espiritual tiene como función principal servir de asiento a las fuerzas espirituales, que han sido destinadas por Dios para que, en este tránsito temporal por la vida, tengamos socorro y protección inmediata en todos los momentos.

Su función principal es la de proteger a su poseedor y ayudarle a resolver las circunstancias negativas que puedan influir en su vida. El requisito firme a tener en cuenta cuando es la persona quien prepara su propia bóveda es que debe poner especial cuidado a qué espíritu le dedica cada copa o vaso, ya que puede haber lugar a intrusiones de entidades del más allá desconocidas y por tanto peligrosas.

La bóveda espiritual debe ser entregada preferentemente por espiritistas coronados mediante la necesaria ceremonia de coronación o misa espiritual. Lo paleros pueden coronar y entregarla también ya que su trabajo con los egguns les faculta operar con ellos.

Origen histórico de la Bóveda Espiritual

La bóveda espiritual es indudablemente un elemento sincrético, adoptado por los santeros aproximadamente en las décadas finales del siglo XIX.

En estos años, el espiritismo científico creado por Allan Kardec, era de total aceptación en los blancos cubanos, sus prácticas ampliamente difundidas llegaron a convertirse inclusive en una especie de juego de salón. Estas prácticas presenciadas por los negros en casa de los blancos, llamaron especialmente su atención y poco a poco los africanos las adoptaron dentro de sus rituales religiosos. Esto se pudo haber desencadenado ya que en la Santería se estaba frente a la muerte de una figura fundamental en la adoración a Eggun (se trata de la desaparición de los llamados Egunguns, sacerdotes dedicados al culto de los muertos). Su función se relacionaba con las ceremonias funerales y la atención que lee se brindaba posteriormente a los desencarnados. Poseían todos los secretos de la adoración a Eggun como se hacía en África, pero fueron pocos los que llegaron a Cuba y aún menos quienes aprendieron el oficio en estas tierras. Siempre se dijo que el realizar estas ceremonias tenían consecuencias muy negativas, si no se hacían bien porque el oficiante corría el riesgo de morir, quizás esta situación influyó en que fueran muy pocos los santeros nacidos en tierras cubanas quienes aprendieron este oficio, así que en un período corto fueron desapareciendo los Egunguns hasta no quedar ninguno.

La ausencia de estos personajes creó un gran vacío dentro del culto a Eggun en la Santería. Por lo que fue fácil asimilar las prácticas del llamado espiritismo científico, tan en boga en ese momento, debido a que no implicaba ningún tipo de riesgo par quien servía de médium. Se debe destacar que por esos años ya los negros africanos y sus descendientes comenzaron a tener más confianza en los cubanos blancos y para ese momento muchos de ellos se había acercado a la Santería de forma activa, lo que contribuyó a que las practicas del espiritismo científico fueran asimilados en la Santería. El nombre Bóveda se adoptó porque antiguamente en las criptas de las iglesias (llamadas bóveda) era donde se enterraba a los muertos, también por significar ese lugar especial o sagrado, que van a ocupar los antepasados.

La difusión del uso de la bóveda y la misa espiritual se fue extendiendo hasta volverse parte integral de la Santería. Fue fácil la implementación de la bóveda por parte de los negros ya que muchos esclavos y sus descendientes habían adquiridos la antigua costumbre católica de atender a sus difuntos colocando un vaso de agua y una vela, de manera que no resultó extraño el uso de la bóveda donde se integraban varios vasos de agua. El uso del agua en vasos o copas para rendir tributo a los difuntos es una práctica adoptada por varias religiones y es conocida como “darle de beber al difunto”, la presencia de los vasos de agua representan un elemento de comunicación. Esta costumbre fue sintetizada por muchas otras corrientes espirituales. De esta forma llegó a ser parte de las prácticas espirituales de los santeros donde se ha constituido en un elemento ritual de gran significado.

Info google y salvador suárez

Menú de cierre