610 328 259 info@salvadorsuarez.es

Cómo lipiar el aura

conozca un método simple y práctico de purificación. Logre la armonía y disfrute de su vida plenamente.

El aura es la energía propia de cada persona que emana de su cuerpo. Es única, como una huella digital, y consiste en la suma total de las emanaciones de vida de cada ser humano. Sin embargo, con frecuencia, su fuerza se ve afectada de diversas maneras; entonces, perdemos su luminosidad y enfermamos física o emocionalmente. En esos casos, debemos buscar en nuestro interior para sacar lo mejor de nosotros hacia la superficie y recuperar esa luz. Este proceso de purificación fortalece la vida y nos permite gozarla plenamente.

Porque limpiar Aura y chakras.

La palabra aura, viento suave y apacible viene del latín aura y éste del griego αὒρα (ayra= soplo del aire, brisa, aura, viento). Es energía luminosa o campo electromagnético que rodea el cuerpo físico. Es energía en constante movimiento que refleja en cada instante las condiciones del ser humano: estado de salud, pensamientos, creencias y emociones. Está formada por siete capas de energía interconectadas entre sí mismas y con cada uno de los siete chakras principales y en conjunto forman el sistema energético del cuerpo humano.

Los chakras (del Sánscrito “Rueda que gira”), son centros de energía mediante los cuales el cuerpo físico se conecta energéticamente con los cuerpos superiores y distribuyen la energía vital en el cuerpo físico, generando cada uno de ellos vibraciones y colores característicos que van desde el rojo en el primer chakra hasta el dorado en el chakra de la coronilla.

Cada uno de los chakras está relacionado con sistemas, glándulas, órganos y otras partes del cuerpo físico, canalizando energía vital pero también imágenes y emociones que si no son canalizadas adecuadamente crean un desequilibrio a nivel físico. Es sencillo, si una emoción no es tratada adecuadamente romperá la armonía de la conciencia y se manifestará en el cuerpo físico como un síntoma que nos alertará que hemos perdido el equilibrio, que algo está fallando y que necesita arreglarse. Nuestra conciencia se ha percatado de que algo no está bien en nuestra vida y que necesita solucionarse, ese es el verdadero sentido del síntoma

En el aura y chakras se acumula energía de experiencias traumáticas que nos han ocurrido en esta y otras vidas, recuerdos enterrados en lo más profundo de nuestro ser, un sistema de creencias restrictivas aprendidas y heridas emocionales que no han sido canalizadas adecuadamente. Esta energía no deseada, vieja y muchas veces ajena, bloquea nuestros chakras, no les permite girar, vibrar y armonizarse adecuadamente restringiendo el flujo de energía vital hacia las glándulas, órganos y sistemas correspondientes en el cuerpo físico; lo que deriva posteriormente en un síntoma o una enfermedad.

Una limpieza y armonización de aura y chakras permitirá a la persona deshacerse de energías acumuladas en nuestra aura y cuerpos sutiles que ya no nos sirven y reemplazarlas por nuevas energías más elevadas. Se liberan emociones que no fueron canalizadas adecuadamente en su oportunidad, creencias que limitan su crecimiento, desarrollo personal y espiritual y contratos con otros seres que no le permiten vivir plenamente su existencia. Se produce el efecto de “actualización de datos”, como a una computadora a cual le estamos instalando versiones que le serán más útiles para su funcionamiento.

El efecto que se produce al limpiar y armonizar el aura y chakras se refleja en todos los niveles: emocional, mental, espiritual y por ultimo físico, por lo que hay quien no siente nada hasta bastante tiempo después de haber recibido esa limpieza, pero todas las áreas de nuestra vida de una forma u otra se van a ver beneficiadas por un reajuste de estas características, ya que un trabajo así implica en sí mismo una sanación y una elevación de nuestra conciencia, una eliminación de cosas que ya no nos sirven y un reequilibrio de todos los niveles de nuestro ser. Cuanto más profunda es esta limpieza, más cosas se remueven y mas efectos positivos se reflejan en nuestro ser.

 

COMO LIMPIAR, PURIFICAR Y PROTEGER EL CUERPO Y EL AURA

El cuerpo humano es como un templo donde habita el alma mientras está encarnada en la Tierra y el alma, eterna e inmortal, necesita un vehículo para desenvolverse y adaptarse a las condiciones existenciales de este planeta, así que nuestros cuerpos son tan solo el vehículo que pilotamos para movernos por aquí. Es como el coche, imaginar qué os vais a vivir a una zona rural y os tenéis que comprar un coche 4×4 para moveros por la zona. Un extraterrestre os observa desde su nave y anota en su diario de a bordo: “los habitantes de este planeta son cuadrados, tienen ruedas y sus cuerpos son de chapa”. Pero sabemos que nuestro coche es tan solo un trasto inventado por los humanos para poder desplazarnos con facilidad. Nosotros vamos dentro pero al llegar al destino, nos bajamos y seguimos a pie. Lo mismo sucede con el cuerpo físico.

Por tanto, igual que dedicamos esfuerzos y horas al mantenimiento de nuestros coches, debemos prestar atención a nuestro principal vehículo vital. Al igual que un coche, nuestros cuerpos están expuestos a innumerables peligros como los que hemos visto hasta el momento, agresiones energéticas y físicas de todo tipo, por tanto necesitamos pasar unos controles de mantenimiento y actualización constantes. En lo referente a las medidas de higiene energética, he diseñado un protocolo basado en tres importantes bloques:

1. Limpiar y purificar el cuerpo y su estructura energética.
2. Proteger y mantener el cuerpo y su estructura energética.
3. Sanar relaciones personales.

Si tenemos en cuenta estos tres grandes bloques, dividiendo las diferentes técnicas que veremos seguidamente en uno u en otro, encontraremos muy fácil la solución a nuestras necesidades en materia de protección energética, diseñando un plan personalizado y adaptado a las condiciones particulares de cada uno, que podemos modificar en cualquier momento con tan solo escoger entre el menú propuesto. Así pues, debemos tomar conciencia de nuestros objetivos y tratar de incluir en nuestras rutinas habituales la práctica de los ejercicios aquí propuestos.

Solo el trabajo constante sobre uno mismo, la auto-observación y la disciplina consigue limpiar y purificar plenamente el cuerpo y su estructura energética, elevando el nivel de vibración en la frecuencia del Amor y reforzando la integridad energética de nuestro ser, de tal manera que cada vez somos más fuertes ante los constantes devaneos de la vida. Esto va inevitablemente unido a un proceso de cambio y crecimiento personal, el abandono de los hábitos de vida insalubre, la sanación de situaciones y relaciones deterioradas que nos hacen sufrir e incluso en algunos casos, cambios de trabajo, de pareja o amistades. Si limpiamos una acumulación de energía negativa, pero no sanamos su causa y su origen, nunca terminará la batalla y acabaremos agotados.

 

LIMPIAR Y PROTEGER EL AURA

Hasta ahora hemos visto diferentes formas de limpieza energética, que nos sirven tanto para el cuerpo físico como para el aura. Sin embargo, la importancia del aura en nuestro sistema de protección natural hace necesario profundizar un poco en su estudio y ver algunas fórmulas de limpieza más contundentes y eficaces.

Sabemos que el aura actúa a modo de frontera, manteniendo nuestro cuerpo físico anclado en el plano material de tercera dimensión al que pertenecemos, separándonos del bajo astral y del resto de los planos dimensionales. Tras la muerte del cuerpo físico, el aura nos permite hacer el tránsito hacia el plano espiritual, para acabar disolviéndose en el vacío universal mientras nosotros continuamos nuestro eterno caminar. Mientras, es como la parte externa de una prenda de abrigo de gore-tex, que nos protege de las inclemencias externas como el frío y el viento, en este caso, energéticas. Al igual que un abrigo, el aura sufre diversas agresiones durante su vida útil y frecuentemente presenta desde diversas lesiones a entidades enganchadas que vemos a continuación.

Podemos limpiar el aura de muchas maneras, yo os propongo hacerlo mediante la práctica del Reiki, os animo a aprender este método de trabajo con la energía cuya práctica metódica y constante, os limpiará y protegerá eficazmente.

Limpiar el Aura con un Incienso: cogemos un incienso, si puede ser un incienso natural, puro, mejor que mejor, sino, cualquiera que os guste, nos concentramos un minuto en el incienso, lo miramos, le transmitimos calor-energía con las manos y la mirada y le programamos diciéndole mentalmente: “yo te programo para que limpies y purifiques mi aura y mi estructura energética”. Seguidamente, recorremos el campo energético dejando que el humo del incienso se expanda por nuestra aura, limpiándonos y purificándonos completamente. Lo mismo podemos hacer con otra persona o con nuestro hogar. Para ello necesitaremos un incienso de alta calidad, hay algunos específicos, así pues compralo en un sitio de confianza, dile para que lo vas a destinar y déjate aconsejar (salvia, jazmín, romero; siempre funcionan). Con el incienso ya humeante tu ayudante empezara a rodearte en el sentido de las agujas del reloj.

Colocándose frente a ti empezara a pasar el incienso por tu cabeza y empezara con suaves movimientos de izquierda a derecha a descender hasta llegar a tus pies; ahora repetirá el proceso pero por la parte de atrás; mientras tu sigues respirando suave y pausadamente.

Para completar la técnica dúchate con un jabón de ruda o romero

(se venden en herbolarios, sino puedes usar las hierbas y frotarlas por tu cuerpo).

Si lo haces cerca de la noche antes de irte a dormir, amanecerás con un sentimiento de purificación, energía, tranquilidad y descanso que te sorprenderán.

 

Una vela o velón blanco que encenderemos para atraer energía positiva y que dejaremos encendido para dar gracias.

¡Ah, perdón, me olvidaba, necesitas un/a ayudante!

Ponte de pie, con los ojos cerrados y toma varias respiraciones lentas y pausadas.

Proteger el Aura: un ejercicio sencillo, tan solo imagina tu aura envuelta en una esfera de color azul-índigo y mentalmente le dices a esa esfera:”yo te programo para que protejas mi aura y mi estructura energética, de cualquier agresión sea cual sea su naturaleza y origen”.

 

ORACIÓN CIENTÍFICA PARA SANAR NUESTRO ENTORNO “AURA”

Nuestra atmósfera mental o “aura” la forman nuestros pensamientos. Por esta razón, nadie puede cambiar nuestra aura a menos que lo hagamos nosotros mismos-porque nadie puede pensar por nosotros-. Algunas personas se dejan influenciar o sugestionar por quienes dicen que poseen el poder para limpiar el aura.

Yo te digo que nadie tiene el poder sobre nosotros, ni tampoco podrían hacer algo para que nuestra atmósfera mental cambie. Por ejemplo, si tu crees esto, seguirás las indicaciones que te de la persona, y si ella te dice que debes hacer esto o aquello, ten la seguridad que obtendrás el resultado, pero seras tu mismo quien lo realiza de acuerdo a tu creencia y no porque lo dijo la otra persona.

La forma mas efectiva para sanar nuestro entorno es saber que el Único Poder es Dios, y que Su poder esta también en nosotros actuando a través de nuestra fe, creencia y convicción para realizar nuestros deseos y propósitos. Si quieres convencerte por ti mismo de esta verdad, haz esta oración diariamente por lo menos una semana y experimentaras los resultados.

YO SILENCIOSAMENTE BENDIGO A TODO EL MUNDO Y A TODOS LOS QUE SE ACERCAN Y ENTRAN A MI ATMÓSFERA. NO SOY YO, SINO MI PADRE QUE HABITA EN MI QUIEN ME SANA, Y SANA A TODOS LOS QUE ESTÁN A MI ALREDEDOR.

LO DIVINO EN MI ES EL PODER SAGRADO QUE TODO LO SANA Y HACE PERFECTO. EL REMUEVE Y DISUELVE DE MI MENTE TODAS MI DUDAS Y TEMORES, Y DA CONFORT A MI ALMA.

MI VIDA ES LA VIDA DE DIOS INDIVIDUALIZADA COMO YO, POR CONSIGUIENTE MI CUERPO REFLEJA LA IMAGEN DE PERFECCIÓN QUE EL TIENE DE MI -SU CREACIÓN.

GRACIAS DIOS EN MI POR ESTA NUEVA PERCEPCIÓN DE TODO LO BUENO QUE ESTA A MI ALREDEDOR Y QUE ES TU CREACIÓN DIVINA.

TODO AQUEL QUE SE ENCUENTRE DENTRO DE MI ATMÓSFERA SERA SANADO Y BENDECIDO POR DIOS EN MI, AL IGUAL QUE YO.

YO AHORA ESCUCHO LA VOZ DE LA VERDAD QUE ME DICE: LEVANTATE Y CAMINA PORQUE TU ERES SANO, ERES UN SER PERFECTO Y MARAVILLOSO, Y ASÍ ES”.

 

Menú de cierre