610 328 259 info@salvadorsuarez.es

Agosto

Sigue siendo un mes importante, igual que los dos anteriores, para los asuntos relacionados con la vivienda, asuntos familiares y cosas que resolver con la familia o tus vínculos más cercanos. También será un mes para poner cosas en orden, hacer planes para centrarte en ti, en tus aspiraciones y deseos. Por otro lado, Júpiter sigue en tu signo influenciado por planetas que te llevan a remover cosas del pasado, a sanarlas, a poner en orden, a solucionar cosas con vehículos, estudios, ordenadores, teléfonos…

Lo mejor: Ahora tendrás ocasión para revisar tus objetivos, para plantear cosas para tu futuro. De alguna forma cambias de ciclo, sólo que ahora tendrás más conciencia.

Lo peor: Puede ser un mes dado a los amores imposibles, conflictos, roturas de coches, teléfonos, etc.

¿Qué hacer? Debes tomarte las cosas con filosofía, o mejor dicho, con un nuevo enfoque para revisar tus aspiraciones u objetivos pensando en tu crecimiento persona y en tu futuro, no dejando para mañana lo que puedes hacer hoy.

Predicción: ¿Es hora de cambiar de vehículo, teléfono…? Seguro se te estropeará o sufrirás trastornos en relaciones personales y todo lo que tenga que ver con los medios de comunicación.

 

Anual

Lo más destacado este año es que Júpiter, el planeta de la suerte, está en tu signo, un hecho histórico que ocurre una vez cada doce años. Eso significa que la Diosa de la fortuna te puede sorprender en cualquier ámbito de tu vida, pero ojo, donde esté tu energía ahí estará tu suerte, donde estén tus miedos ahí estará tu suerte. Te espera un tiempo de expansión, de luchar por lo que deseas, estudiar, publicar, progresar profesionalmente… pero, ¿cuál va a ser tu caballo de batalla este año? Que tienes a Saturno en tu casa III donde tendrás una tendencia a dispersarte, a vivir la vida con personas que no te aportan cambios importantes en tu vida o la desgana en emprender cosas nuevas. Ahora tu mentalidad se hace necesario que esté bajo control y disciplina, porque en este ciclo nuevas oportunidades de progresar intelectual y espiritualmente te llevarán a cambios importantes. De lo contrario, las ansiedades, las insatisfacciones, los miedos… pueden amargarte el año.

Menú de cierre