610 328 259 info@salvadorsuarez.es

Agosto

Buen mes, aunque sea verano, para los estudios y escritos ya sean hablados o en el mundo de la comunicación para hablar, viajar, negociar… que será decisivo para tu trabajo. Ahora es un buen mes para proyectar tu futuro escribiendo, analizando, formulando proyectos, presupuestos, etc. A ojo de águila, te espera un curso muy ajetreado y con muchos vaivenes, con lo cual te conviene cerrar acuerdos, negocios… serás uno de los signos que más disfrute del aire libre, de los viajes, de las vacaciones e incluso te podrás permitir alguna excentricidad. En torno a la Luna llena del día 26 la familia y asuntos profesionales o su vida social necesitarás nuevos equilibrios.

Lo mejor: las ganas a reírte, a pasarlo bien, sexualmente o sentimentalmente. Si disfrutas de esto pueden llevarte a examinar tus creencias y es una buena oportunidad para superar tus miedos y tabúes.

Lo peor: por la boca muere el pez. Cuidado con lo que dices, escribas, porque luego podrás arrepentirte, pero sin duda lo peor será que podrán haber problemas con hermanos, padres, muy difíciles de solucionar.

¿Qué hacer? Tiempo de reorganizar tu vida. Será cuestión, por un lado, de administrar tus recursos, especialmente los compartidos, seguros, bancos, herencias… y por otro lado, será un periodo para permitirte experimentar tus emociones o tu espiritualidad. Si buscas trabajo actualiza tu currículum, busca cómo generar mayores recursos económicos. Ten claro de que se trata de un periodo clave para tu próximo curso.

Predicción: Cuidado por accidentes en viajes cortos. Frustraciones en la familia o posibilidad de distanciamiento doloroso de los parientes. No por hablar más se tiene la razón.

 

Anual

Salud y trabajo serán la clave para ti este año. Si lo enfocas bien podrás crecer en el ámbito profesional, laboral, social, conseguir tus ideales, mejorar físicamente( dietas, deporte, gym…) y emocionalmente (sensación de satisfacción del trabajo bien realizado, etc). De lo contrario, podrías caer en una vacía necesidad de reconocimiento, de absorber más de lo que puedes gestionar, trabajos precarios o una bola de deseos insatisfechos. Año para mirar con lupa tu economía, inversiones y gastos (hacienda, seguros, bancos, propiedades, becas…). El amor y las relaciones basadas en proyectos en común serán la clave, sobre todo en lo que das y en lo que recibes, desde lo emocional, lo sexual hasta lo material. Necesitas un amor que además respete, comparta tus anhelos laborales, profesionales o de progreso. Debes trabajar en 2018 con la energía del dinero, bloqueos, abundancia, prosperidad, ya que tu alma va a entender esto de una forma global, no sólo en un punto de vista económico, sino de tener abundancia o pobreza. Por ello, las terapias o cursos encaminados a tu desarrollo integral, energético, ancestral, de trabajo sobre tu poder adquisitivo, rompiendo lazos limitantes será la clave.

Menú de cierre