610 328 259 info@salvadorsuarez.es

El Timo es la glándula que se encuentra en el centro de nuestro pecho, justo detrás del esternón. Su nombre en griego Thýmossignifica Energía Vital.

Hasta hace muy poco tiempo, había gran desinformación sobre esta glándula, que se le consideraba superflua, comparándola con el resto de órganos del cuerpo humano. Esta característica parece haber  confundido durante mucho tiempo a la medicina que solo conocía el timo a través de las autopsias.

Hoy sabemos que es de enorme importancia para nuestro organismo y juega un papel fundamental tanto a nivel físico como energético. Está directamente implicada en la regulación de las enfermedades, ante situaciones de estrés y con nuestras emociones.

La ciencia demostró que aunque se encoge en tamaño, después de la infancia, sigue manteniéndose activo durante toda nuestra vida. Es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico, junto con las glándulas adrenales y la espina dorsal. Está directamente conectado a los sentidos, la conciencia y el lenguaje.

El Timo es el regulador del flujo energético que recorre nuestro cuerpo, controlando la Energía Vital que asimilamos, a través de los Chakras. También tiene una función importantísima ante nuestro sistema inmune, produciendo numerosas hormonas y células T que son las encargadas de defender a nuestro organismo ante las infecciones. Pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y las bacterias. Pero también se muestra muy sensible ante los colores, olores, sonidos, imágenes, sabores, gestos, pensamientos y sentimientos.

Se ha demostrado que nuestro Timo puede aumentar o disminuir su tamaño en función de su mayor o menor actividad. Ante estados de estrés mental o físico, causados por infecciones o enfermedades graves, puede disminuir su tamaño a la mitad en un solo día.

El Timo aumenta su tamaño cuando se nutre de energía positiva y nuestro cuerpo y nuestra mente se encuentran equilibrados y en estado de calma y armonía.

Este estado se consigue cuando lo físico, lo mental y lo espiritual funcionan coordinadamente para alcanzar un estado óptimo de salud y bienestar, indicio de una circulación fluida de la Energía Vital.

Nuestro Timo está influenciado por nuestras emociones. Dos de nuestros sentimientos básicos que circulan por nuestro cuarto chakra, el chakra del corazón, son el Amor y el Odio junto al Miedo.

De forma que al sentir estas emociones de odio o miedo, el Timo se muestra débil y ralentiza su actividad encogiéndose; mientras que el Amor, la ternura, la compasión son manifestaciones de la Energía Vital que refuerzan el funcionamiento de esta glándula.

Al igual influyen nuestros pensamientos positivos como los negativos, activando o inhibiendo, la correcta actividad del Timo.

Ante una situación de estrés  se produce un descenso de energía vital ya que nuestro cuerpo la utiliza para hacerle frente a un estado negativo o de alerta, el Timo se muestra débil y disminuye su tamaño. El propio chakra del corazón, fuente energética del amor y la compasión, tiene más que ver con el Timo que con el órgano en sí.

En cuanto se supera este estado de estrés se retorna a un nivel energético óptimo y el Timo vuelve a mostrarse fuerte y aumenta su tamaño. Esto se puede comprobar mediante la técnica de Kinesiología y los «test del Timo».

En Reiki también podemos aplicar estos conocimientos sobre el Timo, cuando tratemos a una persona que se siente baja de energía, con una enfermedad infecciosa o que necesite reforzar su sistema inmunológico por cualquier otra causa. Este método simplemente consiste en poner las manos encima de la zona durante el tiempo necesario. Con Reiki no solamente ayudamos a nuestro Timo sino que reequilibramos energéticamente a todos nuestros centros vitales o chakras, colaborando en alcanzar un estado de calma y bienestar de nuestro Ser a todos los niveles.

Si lo que queremos es ayudarnos a nosotros mismos, en  nuestro auto tratamiento Reiki o bien al momento de ponernos a dormir, colocaremos nuestras manos sobre la glándula Timo , la derecha encima y la izquierda debajo, para de una forma consciente fortalecer y restablecer energéticamente este centro vital.

 

Próximamente Taller Glándula de la Felicidad  

Echa un vistazo a nuestra agenda

Menú de cierre