610 328 259 info@salvadorsuarez.es

Pactos Angélicos

¿Cómo establecer contacto con su guía espiritual?

¿TIENE UN PROBLEMA ECONÓMICO?

¿QUIERE PRESERVAR SU SALUD O LA DE SUS SERES QUERIDOS?

¿NECESITA PROTECCIÓN PARA LLEVAR A CABO ALGUNA EMPRESA, EXAMEN O NEGOCIO?

USTED PUEDE EFECTUAR UN PACTO ANGÉLICO PARA RESOLVER ÉSTOS Y OTROS PROBLEMAS SIMILARES.

Todos podemos comunicarnos con los ángeles, y de hecho lo hacemos muchas veces sin ser conscientes de ello. El contacto se puede establecer por diversas vías. A veces, ante un problema determinado, escuchamos una voz interior que nos indica el camino a seguir, otras resolvemos nuestro conflicto por azar: leemos la frase que necesitábamos en un libro o una revista o la escuchamos de boca de un amigo, en un contestador automático o en la televisión. Todos estos mensajes que nos llegan en el momento justo, proceden de los ángeles.

Pero el contacto con los ángeles también puede establecerse por propia voluntad, si poseemos los conocimientos necesarios para hacerlo. En esta nota, le enseñaremos a buscar la protección y el consejo de los ángeles por medio de pactos rituales.

¿Cuándo y para qué invocarlos?

Usted podrá invocar a su ángel cuando tenga un problema económico, cuando quiera proteger su salud o la de sus seres queridos, cuando necesite protección para llevar a cabo alguna empresa, examen o negocio. Cuando necesite mejorar sus relaciones amorosas o familiares, etcétera.

Podrá pactar con su ángel siempre que lo necesite, en cualquier momento o circunstancia e, incluso, varias veces al día, pero debe tener el cuenta que los pactos angélicos exigen el cumplimiento de ciertas reglas. Esto significa que hay exigencias específicas para cada tipo de pacto.

Un compromiso eterno

Un pacto implica un acuerdo entre dos partes, que ambos deberán respetar indefectiblemente. No es solamente una petición de ayuda o una llamada a la misericordia de un ser superior, sino que exige algo a cambio.

En otros tiempos, realizar un pacto con el diablo aseguraba fortuna, poder o juventud eterna, pero también implicaba “vender el alma”. Es decir, había una ganancia, pero a un costo demasiado alto. En el caso de los ángeles, seres de luz, sus exigencias son espirituales, pero exigencias al fin e implica un gran esfuerzo por nuestra parte el cumplir con ellas.

Cuando hacemos un pacto angélico lo que ponemos en juego son nuestras debilidades, nuestros defectos, nuestro talón de Aquiles. Esta faceta, la más vulnerable reconocida a nivel interno, la tenemos que exponer abiertamente ante el ángel elegido, durante el ritual del pacto. Seguidamente, debemos proponernos con sinceridad y con fe, que nos esforzaremos en vencerla, transformando el defecto en virtud, la debilidad en fortaleza. Esto significa un notable esfuerzo, constante y reiterado, por superarnos, que no debemos olvidar. Ya que muchas veces, una vez conseguido el objetivo (gracias a la ayuda del ángel), tendemos a bajar la guardia o a olvidar nuestra promesa.

Recuérdelo, porque una vez realizado el pacto, el ángel lo cumplirá, pero usted también deberá cumplir con lo prometido. De lo contrario, el acuerdo quedará roto y nunca más podrá volver a invocar la ayuda de los ángeles.

Indicaciones generales para invocar la presencia angélica

Las consideraciones generales que deberá tener en cuenta al invocar la presencia de un ángel son las siguientes:

EL SECRETO Nunca comunique a nadie que va a realizar un pacto angélico.

LA CONFIANZA Deberá poseer una absoluta fe en las operaciones que realice, ya que el éxito de un rito angélico depende, en gran medida, de la convicción con que se lleve a cabo.

LA CONCENTRACIÓN Deberá relajarse completamente. Resulta aconsejable tomar ante un baño con aceites o flores. Despejar su mente de pensamientos, dudas o preocupaciones y concentrarse exclusivamente en la tarea que está realizando.

LA ABSTINENCIA No conviene que coma o tome alcohol inmediatamente después de un pacto angelical. Del mismo modo, conviene evitar las relaciones sexuales después del ritual.

LA POSTURA CORPORAL Y LA VESTIMENTA Durante el ritual deberá evitar cruzar los pies o las manos y no llevar, bajo ningún concepto, ropas negras o rojas. El blanco es el color más indicado, así como el celeste, rosado, lila o los tonos pasteles en general.

Ritual angélico, paso a paso

1. Una vez elegido el ángel con el que establecerá el pacto, dependiendo de su problema específico, deberá encontrar un momento y lugar adecuados para llevar a cabo el ritual. Todo pacto debe ser realizado a solas y en un ambiente tranquilo (a ser posible, con música suave de fondo y delicadamente perfumado con sahumerios).

2. Deberá llevar un talismán (cualquier objeto que desee, piedras, gemas, caracolas, ramas, plumas, etc.) durante el ritual, para que sea energizado por su ángel. Este talismán, que almacenará una porción de la energía del ángel, deberá ser usado en los días posteriores a la realización del pacto. Guárdelo en una bolsita de terciopelo blanco y téngalo siempre junto a usted.

Además, deberá portar un arma angélica (un cuchillo o alfiler) que servirán para instar al ángel a obedecer su ruego y para sellar el pacto.

3. Invoque la presencia del ángel con las siguientes palabras:

Yo… (pronuncie su nombre), te invoco a ti… (nombre del ángel), para que acudas a mi lado y me prestes tu valiosa ayuda. Te llamo… (nombre del ángel), porque sólo tú, que eres mensajero de Dios y estás investido de su poder, puedes aplastar y vencer a la execrable serpiente, animal ponzoñoso y servil que habita en los abismos infernales; al vil Satanás, rey de las bestias más putrefactas, que ha sembrado la esclavitud y la sombra en este territorio de mi vida.

Tú, que eres un ser de luz, socórreme en este trance. Te pido que me concedas… (nombre su deseo específico de manera clara y asertiva), y a cambio, yo prometo vencer a la bestia satánica que domina mi persona, en forma de… (nombre su defecto o debilidad más grande, aquel que usted considere más difícil de dominar), luchando día a día por desterrarlo de mi vida.

4. Encienda una vela amarilla y derrame la cera en el papel para sellar el pacto con el ángel y diga las siguientes palabras mágicas: Que este pacto se selle con amor y con luz para mi máximo bien. Que sea así.

5. Agradezca al ángel su ayuda por anticipado con estas palabras:

Yo te agradezco… (nombre del ángel), tu presencia en mi vida y la concesión de mi deseo, prometiendo solemnemente por mi parte el cumplimiento de este pacto angelical.

 

UN ÁNGEL PARA CADA PACTO

Aunque todos los ángeles ejercen una función protectora sobre los diversos aspectos de nuestra vida, cada uno de ellos posee cualidades especiales sobre una faceta determinada. Por ello, dependiendo de cuál sea su problema específico, deberá pacta con un ángel determinado. A continuación, detallamos los ángeles que puede invocar en relación con objetivos específicos:

  • Para mantener o mejorar la salud: Mikael, Nemamiah, Habuiah.
  • Para solucionar problemas económicos: Ayel, Haiaiel, Reyel.
  • Para conseguir trabajo: Vasahiad, Leratel, Achaiah.
  • Para recibir protección ante una empresa difícil: Anauel, Mihael, Haraell.
  • Para solucionar problemas amorosos: Daniel, Nitahel, Aniel.
  • Para mejorar las relaciones sexuales: Rehael, Sealiah, Menadel.
  • Para lograr la armonía familiar: Mankel, Yezalel, Poiel.
  • Para conseguir paz espiritual: Leuviah, Mahasiah, Haaiah.
Menú de cierre