610 328 259 info@salvadorsuarez.es

san juanLa Víspera de San Juan o Noche de San Juan es una festividad cristiana, si bien coincide con otras fiestas de origen pagano (Litha) celebradas el 21 de junio (solsticio), en la que se suelen encender hogueras o fuegos, ligada con las celebraciones en las que se festejaba la llegada del solsticio de verano, el 21 de junio en el hemisferio norte, cuyo rito principal consiste en encender una hoguera. La finalidad de este rito era “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días iba haciéndose  más “débil” –los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno-. Simbólicamente el fuego también tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplaban. Se celebra en muchos puntos de Europa, aunque está especialmente arraigada en España, Portugal, Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Reino Unido.

La fiesta cristiana de San Juna es el 24 de junio, seis meses antes del nacimiento de Jesús, que es el 24 de diciembre. Estos seis meses es la diferencia que los evangelios indican entre uno y otro nacimiento. No obstante, tres días de diferencia de ambas fechas con ambos solsticios hace que no sea razonable asignar esta fiesta al solsticio, y los estudiosos se inclinan por el hecho de que el 24 de diciembre, nacimiento de Jesús, se asocia más razonablemente a la celebración judía de la Hanukkah o dedicación del Templo (Jesús era el nuevo Templo para los cristianos). Según este razonamiento, la fiesta de San Juan no tendrá nada que ver con las celebraciones paganas del solsticio de verano. Una diferencia de 3 días es demasiado margen para el conocimiento astronómico de cualquier época que consideremos. En América Latina, en el nordeste de Argentina, Brasil (tiene festas Juninas), Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela, la noche de San Juan está así mismo relacionada con antiquísimas tradiciones y leyendas españolas como la Leyenda de la Encantada.

En muchos lugares no cabe duda de que las celebraciones actuales tienen una conexión directa con las celebraciones de la antigüedad ligadas al solsticio de verano, influidas por ritos precristianos o simplemente vinculados a los ciclos de la naturaleza. Sin embargo, en otros lugares (por ejemplo, España y Portugal) la existencia de una vinculación entre las celebraciones del solsticio de verano (hemisferio norte) que tuene lugar el  20-21 de junio y las celebraciones del día de San Juan (el 24 de junio) varían en función de las fechas, la discontinuidad en la celebración, las tradiciones y costumbres, etc. Pese a ello, se observan elementos comunes, como es la realización de hogueras en las calles y plazas de las poblaciones donde se reúnen familiares y amigos.

La vinculación de los ritos ligados al solsticio de verano con otra celebración popular y bastante extendida del mes de junio, las “verbenas de San Pedro” (el 29 de junio), resulta aún menos clara.

 

Canarias

Esta festividad se celebra en todo el archipiélago la noche del 23 de junio y la madrugada del 24.

Es una gran tradición en la isla de Gran Canaria y sobre todo en Las Palmas de Gran Canaria, pues la ciudad se fundó el día de San Juan de 1478 y suele tener actos previstos para festejarlo toda la semana. Además de las hogueras en las playas, en especial en la Playa de Las Canteras donde se congregan miles de personas siendo una de las fiestas más multitudinarias del archipiélago, barrios y pueblos, se organiza un concierto gratuito cerca del Auditorio Alfredo Kraus, al aire libre y un gran despliegue de fuegos artificiales en la Playa de Las Canteras. El día de San Juan es festivo en la ciudad.

En la isla de Tenerife se celebran varias fiestas de San Juan de gran tradición: En Punta del Hidalgo, esta fiesta es denominada por los punteros como San Juanito. Antes de oscurecer, un grupo de jóvenes recoge la imagen del santo de la iglesia del pueblo y lo traslada  a hombros hasta un lugar a las orillas del mar al que llaman “el Güigo”. Acompañado de rondallas lugareñas, en paseo romero, parando al ritmo de los tragos de vino, descansa esta pequeña imagen en la ermita costera. Allí se realiza la quema de las hogueras mientras anochece entre parrandas y hechizos. En el Puerto de la Cruz también se festeja la noche de San Juan. La tradición consiste en la quema de hogueras en la playa que se mezcla con el adorno de los chorros típicos del municipio (fuentes públicas) con elementos vegetales: frutas, verduras, palmas, flores. Desde hace muchos años Playa Jardín celebra en conmemoración a este día un concierto con posterior espectáculo pirotécnico. El mismo día de San Juan, la mañana del 24 de junio, se produce el denominado baño de las cabras en el Muelle pesquero de la ciudad turística del norte de Tenerife. También en esta isla, destaca la que se celebra en la Playa de las Teresitas en Santa Cruz de Tenerife, con gentes venidas de toda la isla.

 

Ritual de San Juan

Ritual de Agua Salada.

Salto de hoguera:

El primer paso del “ritual con agua salada en la noche de San Juan” es el salto de la hoguera. Es importante relajarse y pasarlo bien. Si ves que la llama está muy agitada o muy elevada, no debes intentar saltarla para evitar accidentes. Lo mejor es que esperes el momento justo para poder hacerlo. Mientras lo haces tienes que pensar en todo lo negativo que has vivido en lo que va de año. Esos pensamientos saldrán de tu mente y se quemarán en la hoguera para dar paso únicamente a los positivos.

Baño de sal:

Cuando hayas acabado del paso anterior, deberías ir inmediatamente a darte un chapuzón en el agua del mar. Si esto no es posible, puedes meter solamente los pies. También puedes cambiar el baño en la playa por uno en tu casa. Llena la bañera completamente y añade sal. Después date un baño que dure unos 15 minutos y habrás purificado todas esas energías negativas del mismo modo que lo habrías hecho en la playa.

 

Ritual de las velas.

Tan solo necesitaremos una vela. Deber ser encendida exactamente a las 12 en punto de la noche. Asegúrate de no perderla de vista en ningún momento. Concéntrate en la llama y pide a San Juan que te conceda el deseo que tienes en la mente.

 

Significado de los colores:

Rosa: este tipo de vela se utiliza para problemas o peticiones relacionadas con el amor.

Verde: si quieres mejorar tu relación laboral o algo que tenga que ver con los negocios o el dinero, esta es tu vela.

Azul: relacionada con asuntos de prosperidad. También para encontrar la paz en el caso de haber perdido a alguien de forma muy reciente.

Verde: para problemas relacionados con la salud o prevención de aparición de enfermedades graves.

Rojo: relacionado con la pasión o para animar a personas que puedan estar deprimidas.

Amarillo: para mejorar aspectos relacionados con la inteligencia.

Violeta: relacionada con el cambio. Una buena aliada en el caso de que nos tengamos que enfrentar a situaciones difíciles.

Blanco: vela para conseguir paz y tranquilidad. Puede acompañar a todas las velas anteriores.

 

Info google y salvador suárez

Deja un comentario

Menú de cierre