2022 para el Signo SERPIENTE

General

Mantén tu testarudez bajo control y encontraras muchos éxitos. Se sensato para
no salirte de la realidad con tus sueños y encontrarás oportunidades favorables en
tu carrera.

Serpiente de Madera 1905 y 1965
Su espíritu conciliador, sanador, sabio y creativo le servirá para un nuevo ciclo en distintos en su
entorno. Delegara trabajo y horas extras en su entorno. Aprenderá nuevas técnicas, estudiara.
Mejorara su sentido del humor. Cuidado al firmar cualquier documentación, asesórese legalmente y
con personas de confianza. Alguien le propondrá un cambio a cualquier nivel. No luche contra la
corriente este año.

Serpiente de Fuego 1917 y 1977
La pareja le brindará protección y alguna sorpresa que mejorará su relación. Llegaran problemas
familiares para que tome decisiones con madurez. Su capacidad de organización estará muy
solicitada. Sea discreta/o, no entre en peleas y discusiones que no lleven a nada. Conocerá nuevas
personas , habrá despedidas agridulces y sobresaltos. Buscará sanación holística.

Serpiente de Tierra 1929 y 1989
Deberá meditar sobre el futuro cercano y dudoso. Tendrá que resolver problemas legales con la
familia o el trabajo. Aparecerá un amor que le cambiara el rumbo y le alejará de su entorno.
Despedirá seres queridos. Deberá mantenerse calmado para no cometer errores, y aparcar ataques
de ira, o perdidas de la realidad. Su constancia llevará nuevas formas de ver su futuro.

Serpiente de Metal 1941 y 2001
Este año tendrá que lidiar con sus zonas erróneas y sus deudas a todos los niveles. Deberá aparcar
su carácter inflexible y falto de sensatez. No podrá ocultar su esencia. Ira tras un gran amor. Cuide
su salud mental, espiritual y física. Trate de renovarse. Salga y busque nuevas aventuras fuera de su
zona de confort.

Serpiente de Agua 1953 y 2013
Este año sentirá ganas de tomarse un año sabático para recuperarlo todo. Llega el momento de
viajar, mudarse o buscar un nuevo hogar. Su capacidad de adaptación se deshará y arruinará. Golpes
de suerte en azar, posibilidad de nuevos amores. Dependerá de trabajo kármico de otros años, si sera
la llegada al paraíso o al infierno.